Derecho Colaborativo

Pleitos Éticos: La gestión adecuada de un conflicto, a veces, también requiere un procedimiento judicial, pero en ningún caso el pleito ha de convertirse en un fin en sí mismo. Se requiere cierta ética, conciencia y sensatez para usar esta herramienta, a veces muy útil porque complementa acuerdos parciales sobre puntos esenciales, o porque no cabe más remedio.

Por ejemplo, las partes a veces llegan a firmar acuerdos relativos a la guarda y custodia de los menores, pero algún punto relativo a créditos de la sociedad de gananciales, o de disolución de un bien o patrimonio en común, no terminan de ser consensuadas. ¿Por qué no buscar una solución judicial para estos asuntos, una vez arreglados los más acuciantes que tienen un coste emocional o esencial?

Lo mismo sucede en ámbitos empresariales, donde, por ejemplo, en conflictos societarios puede ser preciso hacer primar la administración de la sociedad, en pro de la obtencion de beneficios y manteniemiento de los puestos de trabajo, para luego resolver cuestiones concretas.

Por último,  la solución judicial es un servicio que podemos ofrecerte, porque a veces el acuerdo o la solución amistosa se tornan imposibles. Precisamente porque contamos con expertos abogados especialistas en litigios, y no por lo contrario,  es por lo que podemos asesorar sobre otros métodos alternativos, como la mediación, negociación, arbitraje, etc.

Puedes consultar los testimonios de personas y profesionales que se han beneficiado de  nuestros servicios, o los casos de éxito comentados en nuestro blog. Cuéntanos tu conflicto o danos tu teléfono y te llamaremos. Te trataremos con la máxima confidencialidad y preparemos un presupuesto a tu medida.

Formulario de Contacto

11 + 12 =